miércoles, 11 de mayo de 2016

A Que No Encuentras Las Diferencias

Síguela hasta el final a ver si encuentras las diferencias… te reto…

Me despierto… abriendo los ojos (Chiste monse juju). Me saco las legañas. Agarro el vaso de agua que siempre dejo en mi velador, doy un sorbito para enjuagar la boca y lo boto al tacho. Ahora sí tomo un poco de agua (Que sirve para la digestión matutina)

Me levanto con el pie izquierdo (Ya saben que derecho no hay jajaja). Tomo mis bastones, agarro mi toalla y voy al ñoba. Una vez dentro, dejo los bastones a un lado y primero hago mis necesidades básicas (sí, 1 y 2 jajaja). Me levanto, doy un par de saltitos y me apoyo en el caño con el muñón para poder lavarme los dientes.

Doy un par de saltitos, me siento en el inodoro (tapa cerrada), me calateo y preparo la ducha. Abro las llaves de agua para calcular agua no tan fría y menos que tibia (Ahora que aún hace calor, sino sería tibia tirando pa’ caliente). Cuando está en la temperatura que mi cuerpazo latino andino chorrillano caribeño desea, mete mi patita, me agarro de la baranda instalada en la ducho y me siento en mi sillita de plástico. Agua y jabón. Me lavo todo hasta donde no da el sol jajaja.  

Cuando termino, saco la mano, agarro la toalla y me seco sentado. Cuando estoy casi seco, pongo la toalla en el inodoro, me agarro bien de la baranda, saco mi curul y me siento. Me paro para secarme las nachas. Agarro los bastones y salgo. 

Entro a mi cuarto, dejo los bastones a un lado y me siento en la cama para secarme el pie (singular). Ya cuando estoy completamente seco, me siento en la silla de escritorio con rueditas para acercarme rodando a mi closet. Saco la ropa que me voy a poner. Regreso a la cama en la silla de rueditas. 

Talco al pie y zapatilla. Crema de piel para el muñón. Desodorante para las alisias. Me pongo el liner en el muñón y luego la prótesis. Me visto. Bloqueador en la pelada, orejas, cara (labios incluidos), nuca, brazos y manos. ¡Y listo! Ready for action. 

¿Encuentran las diferencias? 

Piénsenlo bien… no se apresuren… analicen la jugada… pónganle pausa el fútbol…  vean más allá de lo evidente… ojo, pestaña y ceja… 

¿Ya tienes las diferencias? 

¿Qué hago yo que no haces tú en algo tan sencillo como el aseo personal?

¿Segur@ de la respuesta? ¿Por el millón de soles? jajaja

Bueno, te apuesto a que no llegaste a la respuesta correcta… 

Lo que yo hago y que tú no haces… es… (Redoble por favor):

¡LAVARME LA CABEZA CON SHAMPOO!

Jajaja. Probablemente solo el 5% de la gente se percate de esa diferencia y es por algo que sesga el juicio: Mi discapacidad. 

Al hablar de que tengo una pierna y que uso bastones y prótesis, inmediatamente la gente pienso en que eso es “diferente” y se queda pegada con la idea. Pero no se percatan que yo hago lo mismo que todos los demás: lavarme la cara, limpiarme el poto y sacarme la mugre. ¿Acaso no hago lo mismo que ustedes?

“Ah ps’ Kikín no seas vivo, si lo pones así claro que es lo mismo”. Si ps’, pero no lo pensaste así. Estas pensando en la forma y no en el fondo. De fondo hago lo mismo que ustedes y solo pensando en este pequeño ejemplo casero. La forma en como lo hago y las cosas que uso para hacerlo, es distinto, sí, pero no es bueno ni mal, solo DISTINTO.

Es esa la intención de este post, que reflexionen un poco sobre el estilo de vida de las personas con discapacidad (PCD), que no es ni buena ni mala, ni mejor ni peor, solo DISTINTA. Hacemos lo mismo que todos los demás: cuidamos nuestro higiene personal, trabajamos, hacemos deporte, salimos con amigos, gileamos, vamos al cine, queremos superarnos y salir adelante. Mismos proyectos, mismas emociones, mismos deseos, otro estilo de vida… A lo mucho nos cuesta un poco más de trabajo, en especial cuando ustedes nos ponen barreras en la sociedad que dificulta nuestro estilo diferente de vivir, como cuando ocupan los lugares reservados, elevadores, colas preferenciales, etc. 

NADA MÁS. Así que espero les haya servido de reflexión pues ojalá cada vez más personas se den cuenta de esta realidad distinta, y cuando piensen en discapacidad, se olviden de que voy al baño con mis bastones y se acuerden que la única diferencia con ustedes, es que no uso shampoo. 


¡He dicho!


Tarea.- Has el ejercicio mental de imaginar tu vida sin una pierna (o sin poder ver, o sin manos), sal a la calle con esta idea y date cuenta de todas las barreras que encuentras en la calle para hacer tus cosas diarias. Luego piensa en como TU podrías ayudar a que no ocurra, así sea por lo menos no estorbando. Gracias. 


Kikin Rispa
kikerispa2003@yahoo.es
(11 de Mayo del 2016)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Siempre es buen recibir comentarios... ayudan a seguir mejorando y a continuar escribiendo. ¡GRACIAS!