martes, 3 de diciembre de 2019

No, no es un martes cualquiera

Primero, es el #GivingTuesday… Y como seguro casi nadie sabe de qué se trata, les cuento. Fue creado en el 2012, en la época de Navidad (Primer martes posterior del #Thanksgiving), para tener un día a nivel mundial exclusivo para la caridad; todo lo opuesto al ya famoso #BlackFriday y #CyberMonday, donde más de uno ha gastado mucho dinero en cosas que tal vez ni necesiten.

¿Por qué no haces algo útil con tu dinero y apoyas a causas que realmente tienen significado? Acá en Madrid, por segundo año, hoy se está realizando el II Concierto Benéfico a favor de la Fundación MD Anderson España, de la cual soy voluntario (https://fundacionmdanderson.es/eventos/ii-concierto-benefico-a-favor-de-la-fundacion-md-anderson-espana). No solo colaboras para la investigación y lucha contra el cáncer sino que además te ganas con un concierto muy bonito, que sin duda estará mejor que el del año pasado. 

Y si no te animas, no te preocupes, hay muchas iniciativas a las cuales puedes apoyar, en todo el mundo, es cosa de buscar, así como te pasaste horas mirando en todas las páginas de las tiendas para ver las mejores ofertas del #BF… No me digas que no, porque yo también he estado mirando; y no digo que este mal, a lo que voy es a que tienes que equilibrar tus prioridades y motivaciones, y ayudar a los demás debería estar por encima de todo. 

Y si no quieres colaborar con extraños, también puedes ayudar a personas que conozcas, muy cercanas, como a un tal Kikín jeje… que sigue vendiendo su libro “Supernova” en Lima y Madrid, y que mejor que regalar un libro por Navidad, con una súper historia que te removerá muchas fibras emocionales. Sino también, como quien no quiere la cosa, dejaré mi página de #GoFundMe (https://www.gofundme.com/Beyond-cancer-disability-kikin) y me iré lentamente a escribir el segundo evento del día… 

Segundo, hoy es el día internacional de la persona con discapacidad (PCD). No tienes que hacer nada, salvo acordarte de tratarnos con RESPETO, empezando por cómo te refieres a este grupo de personas (más grande de lo que te imaginas), porque no somos inválidos (valemos lo mismo que todos), ni tampoco discapacitados (no es algo inherente que nos define); somos PERSONAS con discapacidad, con capacidades distintas pero igual de valiosas como las de otras personas. 

Tampoco tienes que darnos un saludo por el día, ni comprarnos regalos (Bueno pero si quieres no me opongo jeje); tienes que recordar que para vivir nuestras vidas todo lo que hacemos tiene mucho más esfuerzo, desde las cosas más sencillas, y que tenemos las mismas ganas de vivir como todos, y que no debes mirarnos con lástima, ni con superioridad, ni como si fuéramos algo raro en la sociedad. Aprende a convivir de manera inclusiva con nosotros, y con todos en realidad (por religión, edad, orientación sexual, nacionalidad, etc.), y con eso estarás ayudando a dar un salto gigantesco para vivir en una sociedad mejor, menos egoísta y con igualdad de oportunidades y derechos para todos. 

En Lima tienen la oportunidad de colaborar con la actividad navideña de mi asociación, Generando Sonrisas (https://www.facebook.com/AsociacionGenSon/), para llevar “packs artísticos” a los niños de medicina física y rehabilitación del hospital del niño.

¿Quieres un mundo mejor? Empieza por abrir tu corazón y dar un poco más de ti, tanto a las personas que quieres, como también a los que ni conoces, pero que necesitan les eches un cable para mejorar su calidad de vida. 

¿Te sumas a este martes especial?

¡He dicho! 


Navidad es.- Compartir. Empieza hoy para tener un mes lleno de amor, y por qué no, que se quede todo el año… 


Kikín Rispa
kikinrispa@gmail.com
https://www.gofundme.com/Beyond-cancer-disability-kikin
Supernova
(3 de Diciembre del 2019)

jueves, 28 de noviembre de 2019

No jodas, a ti te han hecho la lipo

Viernes 15 de noviembre me dieron de alta del hospital… Una semana después de la operación (https://kikin-rispa.blogspot.com/2019/11/40-pulmon-100-corazon.html) … Sí, en solo una semana… es que soy telible jajaja.

Desde ese día hasta hoy no he dejado de escuchar comentarios como:
- Parece que no te han hecho nada, 
- Tienes buen semblante,
- No te ves demacrado, 
- Estás como si nada, 
- ¿Tan rápido te recuperas?,
- Es increíble que estés tan bien, 
- Se te ve mejor que antes, 
- A ti no te han operado del pulmón, te han hecho la lipo, di la verdad… 

Jajaja. La gente se pasa… Pero qué quieren que les diga, así soy yo, así es mi cuerpo, mi mente y mi corazón… El problema no soy yo sino los demás que no entienden hasta ahora el poder que tiene el espíritu sobre todo lo demás. Hasta ahora he demostrado tener un espíritu inquebrantable, así que no deberían de sorprenderse que haya salido tan rápido del hospital… salvo los que recién me conocen, claro está. 

Pero hay que ser sinceros y hay que hablar de otros detalles físicos que influyen en la recuperación. Como conté en el post anterior (https://kikin-rispa.blogspot.com/2019/11/tregua.html), mi nivel de dolor siempre fue bajo, lo cual también responde a que ya me han operado 2 veces del mismo pulmón, por tanto tengo dos cortes previos, lo que significa que ese lado de mi cuerpo ya no siente como antes. Con cada operación ser cortan nervios que no se regeneran, con lo cual se pierde sensibilidad, y por tanto el dolor ya no es igual. 

Además deben considerar que el cuerpo se adapta y acostumbra a lo que te pasa, y ésta ya fue mi octava operación… Sí, octava… entonces, para bien o para mal, todo mi cuerpo latino andino chorrillano caribeño ya ha generado un mayor nivel de tolerancia al dolor y a una situación tan delicada como una operación importante como esta última. 

Súmale que toda mi vida he hecho deporte y hasta antes de empezar las quimios he seguido jugando bádminton. Si bien jamás he podido desaparecer mi panza chelera (mi barriga por consumo de cerveza), debajo de esa capita calórica, tengo músculos fuertes. Multiplícale mi inteligencia superior (probado científicamente) y poténciale mi espíritu indomable (https://kikin-rispa.blogspot.com/2019/09/como-hariamos-contigo.html). 

Y como si fuera poco, papá y mamá estaban conmigo, entonces quería salir lo antes posible para poder compartir más tiempo con ellos, porque no querían hacer nada que no fuera visitarme al hospital, por más que les insistí que se vayan a pasear. Así que tenía un incentivo adicional para convencerme de recuperarme rápido y estar con ellos, y por qué no, dar una vueltita por ahí, como quien no quiere la cosa, aquí no más por Guadalajara jajaja (Gracias lucero por el tour, te vamos a recomendar jajaja).

Tampoco crean que estoy dando brincos por todo Madrid. Estoy guardando reposo en casa, pero salgo a hacer algunas cosas, como ir a mis citas en el hospital, comprar, almorzar en la calle; o bien todo cerca o en taxi, porque tampoco soy Wolverine. Todo mi lado izquierdo sigue resentido de la operación, aún no muevo completamente mi brazo izquierdo, no puedo hacer fuerza, no puedo cargar peso, si camino rápido me falta aire, si estoy mucho tiempo sentado o de pie me empieza a doler la cicatriz y tengo que recostarme, y cosas por el estilo. 

Pero eso no quita mi cara de felicidad de estar mejorando cada día, de que ya pasó lo peor de este proceso (aunque aún no acabe), de que buenos amigos vienen a verme, de que mucha gente sigue rezando por mí, de que me sigue llegando apoyo económico sin pedirlo, de que sigo conociendo gente buena que me da una mano, de que sigo vivo y con muchas ganas de seguir viviendo plenamente, para seguir adelante con mi propósito de vida… ¡A tope!


¡He dicho! 


Piensa en mí.- Cuando te sientas bajoneado… si yo puedo con todo esto, tu también… Si no crees en ti, cree en mí… ¡Kikín sapbe!


Kikín Rispa
kikinrispa@gmail.com
https://www.gofundme.com/Beyond-cancer-disability-kikin
Supernova
(28 de Noviembre del 2019)

miércoles, 20 de noviembre de 2019

Tregua

Salí de cirugía y cuando me despertaron, vi a mis hermanitas postizas (En reemplazo de la familia original). Dentro de la poca conciencia que queda al despertar de tremenda operación de siete horas, con tanta anestesia y todo, fue reconfortante ver por unos segundos a dos personas que amo mucho (Gracias también a las personas que me acompañaron el viernes antes de la operación). 

Luego tomé un poco de más conciencia cuando estuve en UCI. Ellas seguían a mi lado. No pude evitar preguntarle a una sobre cómo había sido la operación y hábilmente atinó a decirme que ya venía el doctor a explicarme. Entonces imaginé lo que se venía (https://kikin-rispa.blogspot.com/2019/11/40-pulmon-100-corazon.html). 

No sentía hambre, casi nada de sed, tampoco sentía mucho dolor… creo que en realidad sentía un poco de alivio, primero por haber salido de sala de operaciones y luego por haber tenido esta operación esperada por tanto tiempo. 

Entre descansos esporádicos iba recobrando mayor lucidez, fuerza y ánimos. Así fue sábado y domingo, cuando finalmente llegaron mis papis. No hay nada como su compañía y cuidados, aunque estando en UCI poco podían hacer pues la visita solo era de dos horas por la mañana y dos por la tarde. Eso hacía que espere la salida de UCI con más ganas, y no se hizo esperar. El mismo domingo me dijeron que si encontraban cama, me pasaban a piso. Pero como ya sabía que fin de semana no trabajan mucho, esperé al lunes, que efectivamente me subieron a piso, aunque se demorar un poco igual. Pero ya una vez ahí, fue otro alivio.

Los días siguientes fueron muy parecidos ya que entre medicina, comidas y visitas; todo se vuelve recurrente y rápido. En general mi estancia en el piso fue muy buena, en cuanto a la atención de todo el personal, desde el personal que limpia hasta el médico cirujano jefe que me operó; por lo cual estoy muy agradecido con la atención recibida en el clínico (Y convencido una vez más que mi decisión de venir por aquí fue la correcta)

Pero nada es perfecto, y hubo dos situaciones un tanto molestas. La primera es que los días martes y miércoles tuve dolor de tripa; curiosamente, ese dolor fue más fuerte que el de la operación y las heridas y todo. Y la segunda fue por una enfermera, cuando peor me sentía con el dolor, que desde que cruzó la puerta y le vi la cara, supe que me iba a hacer sufrir lo que no había sufrido todos esos días. Pasé una mala noche, y al día siguiente, volvió el dolor, justo cuando llegaron tres personas a visitarme, las cuales a los 5 minutos tuvieron que irse porque era evidente que estaba mortificado. Luego de una hora empezó a bajar el dolor, hasta que solo quedó una ligera sensación de molestia. ¿Por qué? Bueno, imaginen lo que hace con el estómago la cantidad de medicamentos que estaba recibiendo… era eso… y no querían meterme más cosas así que me dijeron que tome agua. Por mi lado pedí a mis papás que me compren algo digestivo y a otra amiga algo con leche, para ayudar al estómago a realizarse. Funcionó.

Luego de esto, lo demás fue para mejor. Miércoles el doctor me mandó a caminar; también empecé la terapia respiratoria. Jueves me sacaron el dren, luego otra placa a los pulmones (casi todos los días lo hicieron) y me dieron la promesa de que si todo estaba bien, viernes podría irme a casa. 

Así fue. Viernes por la mañana llegó una de las cirujanas a darme las indicaciones del alta. Para no creerlo. Una semana después de tremenda operación ya me estaba yendo del hospital. Les avisé a mis papás, llegaron por mí y nos fuimos de ahí; dejando atrás otra batalla, una de las más duras, de esta lucha contra el cangrejo que se va para los diez años. 

Desde que salí de cirugía lo único que tenía en mente era salir de ahí. Pensar en lo que se viene después, tanto en la siguiente batalla contra el cangrejo como en lo que tengo que hacer de mi vida, al acabar esta etapa. Tengo que pensar mucho sobre que quiere la vida de mí con todo esto, por supuesto, y siempre lo hago, pero sin agobiarme, solo tratando de encontrar lo mejor para mí y para los demás, porque, como dije en el post anterior, hay que dejar huella en la vida de otras personas, y sin duda, con mi historia, lo voy haciendo.

Mirar hacia adelante, pues esto aún no acaba. Mirar hacia adelante, para atrás solo como recuerdo, para analizar y sacar enseñanzas, nunca para lamentarse ni quejarse por lo que se ha vivido. Mirar hacia adelante, hacia lo que se va construyendo, hacia lo que vas dejando para otros. Mirar hacia adelante, para seguir siendo la persona llena de vida, de amor y de felicidad; que siempre he sido. 


¡He dicho! 


Tregua.- No, no me cansaré de repetirlo… ustedes a seguir rezando y mandando buenas vibras, y también de aprovechar conmigo estos casi tres meses de tregua que tengo hasta la siguiente etapa. Espero sus propuestas (decentes… e indecentes también jajaja)


Kikín Rispa
kikinrispa@gmail.com
https://www.gofundme.com/Beyond-cancer-disability-kikin
Supernova
(20 de Noviembre del 2019)

jueves, 14 de noviembre de 2019

40% pulmón, 100% corazón

¡Púmbale!

Ahí estoy yo, sábado 9 de noviembre, al día siguiente de haber sido operado de un osteosarcoma en el pulmón izquierdo; lleno de cables y tubos por todos lados pero siempre con mi sonrisa característica… porque no se pierde el glomaour jajaja.

Inclusive la foto la tomaron luego de que el doctor me explicara lo que hicieron conmigo … Así que mejor se sientan, no vaya a ser que a alguien le dé un patatús jajaja. Están advertidos… no me hago responsable… 

Y dice así… finalmente cuando me abrieron el pulmón y los doctores vieron lo que había, la cosa era muy seria. El examen con la tecnología más avanzada no se acerca a lo que realmente existe, entonces ya estaba advertido de lo que podía pasar si el escenario no era bueno. En ese momento los doctores deciden que hacer, obviamente tratando de salvar el pulmón, pues sobre la mesa estaba la opción de quitarlo todo. Decidieron intentar salvarlo y su pusieron manos a la obra. 

La parte más afectada era el superior, donde estaban los tumores más grandes. Uno de ellos estaba cerca de una arteria y otro cerca del corazón. Eso parte no tuvo chance. Pa’ fuera. Luego hubo otros tumores en la parte media y otros en la parte baja (No sé cuántos porque a estas alturas en vano preguntar cuántos eran), así que en esas partes también tuvieron que hacer unos cuantos cortes por aquí y por allá (como dijo el mismo cirujano). Pa’ fuera. Finalmente, luego de todos esos cortes y retazos, sacaron aproximadamente 40% del pulmón izquierdo. 

Pa’ fuera. No había más que hacer si querían salvar la mayor parte del pulmón, y quedare con un 60% no está nada mal… consideran que podían sacarlo todo. 

Hubo otro costo más. Como les cuento, la operación fue muy grande y compleja (duró siete horas, eso sí pregunté), por lo cual para poder lograr tan grande hazaña, tuvieron que retirarme dos costillas de la espalda (No de la cintura, no empiecen con ese chiste). En su lugar dejaron un par de placas (o algo así, pregunté pero no recuerdo bien que era).

También hubo un daño colateral. Con tanto jaleo, por ahí afectaron un nervio de las cuerdas vocales, y es por eso que no tengo potencia de voz (Y eso que mi voz ya era bajita). Hablo como si estuviera susurrando. Me dicen que tomará “un tiempo” para que baje la inflamación, pero no saben cuánto… podría ser hasta meses… no se sabe. 

Es un bajo precio a pagar por lo que han hecho (Como dicen los cirujanos, y estoy de acuerdo), pues ha sido una operación exitosa. Salvan un pulmón y dejar un respetable 60% operativo y libre de tumores, es un gran logro, por lo cual todos estamos satisfechos con el resultado. Claro, yo y creo que todos hubiésemos querido que quede intacto, pero dadas las circunstancias pues ha sido un buen resultado. 

 Y mucha gente me lo dice una y otra y otra vez, “¿con todo lo que te ha pasado, cómo haces para mantener la sonrisa y el buen ánimo?”. Y no solo eso, las personas que me han venido a ver, me dicen que me veo bien, como si me hubieran hecho nada, con buen semblante y todo. 

No les voy a dar una respuesta concreta, porque he ido comentándolo en diferentes publicaciones del blog y además seguiré escribiendo libros jajaja (Pronto empezaré a escribir el tercero, así que no se pierdan el segundo… junten la colección que serán seis… #DigoNoMas). Pero en resumen es una cuota de locura, buena dosis de personalidad, grandes enseñanzas de mis padres, inolvidables experiencias de vida, convicción en lo que creo y hago, fe inquebrantable, vivir intensamente cada día, tratando de ser la mejor versión de mi mismo, y tener un propósito de vida claro y concreto, el cual seguiré hasta el último aliento. 

No es cuánto vives, es cómo lo vives. Se trata de dar amor al mundo y dejar una gran huella en las personas, por todos y cada uno de los lugares por los que pasas. En este mundo tan caótico en el que vivimos necesitamos más gente que siga sus ideas locas de transformar la vida de los demás, fuera de egoísmos y banalidades, y llenos de amor unos a otros. 100% corazón.

Ya se van a cumplir diez años de lucha intensa contra el cangrejo. Seguiré hasta donde pueda y también vale decir hasta donde quiera, porque soy humano, también me agobio, también me canso (https://kikin-rispa.blogspot.com/2019/10/un-valiente-cansado.html). Pero ahora estoy en plena batalla (la cual aún no ha terminado) y estoy saliendo adelante (a pesar de las bajas), fuerte, con ánimos, con actitud, con ganas de salir y de seguir comiéndome el mundo. 


¡He dicho! 


No hay derecho, joven.- Si yo no siento mal, ¿qué derecho tienes tú? No mi ciela… tú a lo tuyo, a seguir rezando, mandando buenas vibras, pidiendo a Dios, a la vida, a las energías cósmicas, a quien quieras; que siga saliendo delante de esta dura guerra, que aún le falta un capítulo… 


Kikín Rispa
kikinrispa@gmail.com
https://www.gofundme.com/Beyond-cancer-disability-kikin
Supernova
(14 de Noviembre del 2019)

domingo, 3 de noviembre de 2019

Santa Bárbara bendita

Que viva Changó, señores… Como dice la canción, no estoy venerando al dios yoruba… bueno ese esa es otra historia… volvamos a lo importante… Santa Bárbara bendita… y digo esto porque desde hace casi dos semanas estoy de visita en casa de un amigo, en calle de Bárbara de Braganza, portuguesa que fuera reina de España por los 1700… que también es otra historia.

Volviendo a la mía, estoy de pasada en esta mi casa 3 porque es mucho más cerca a mi casa 2 (Hospital San Carlos), que desde mi casa 1 (Por estación Fuencarral). Don Jaime, el dueño de casa, aceptó gustosamente recibirme aquí mientras tuviera que ir al hospital a diario para mi tratamiento por el estafilococo ese (http://kikin-rispa.blogspot.com/2019/10/estafilo-que-coco-chanfle.html). Además él sigue en Menorca, y en esta casa tan grande (aunque no tan grande como su corazón), solo está una amiga, y ahora yo. 

Es una persona muy generosa, que ya en anteriores oportunidad ha tenido varios detalles conmigo, pero sin duda este ha sido el más grande, con lo cual estoy muy muy muy agradecido (Y con Ani que también me ofreció hospedaje). Además que me ha pedido que me sienta como en casa y que me quede el tiempo que necesite. ¡Una gran persona!

Pero bueno, no voy a necesitar tanto tiempo, pues el martes 29 recibí la llamada ganadora del hospital; me van a operar el viernes 8 de noviembre… ¡Púmbale! Ya está… Me tomó por sorpresa, sin duda, y me tomó unos minutos procesarlo… horas asimilarlo… y días aceptarlo, pues significa el cierre de una etapa larga y complicada, de la cual ya andaba cansado (http://kikin-rispa.blogspot.com/2019/10/un-valiente-cansado.html).

Lo bueno, dentro de todo, es que me deja libre el día 7 pues tengo un trabajo muy importante, pero que contaré ese día. Cuando pides algo, se te cumple, y yo venía pidiendo que pase lo que pase, la operación sea después del 7… y tal cual, se cumplió, y literal al día siguiente. 

Una operación así no es sencilla, menos si es la tercera… sí, tercera, en el mismo pulmón izquierdo… y espero que se cumpla el dicho, “a la tercera la vencida”; y que luego de casi 10 años, este bicho me deje en paz. 

Vamos con fe por el milagro… y esta noche, en misa, una vez más renuevo mi fe con el mensaje preciso que necesita oír (y que por supuesto no es casualidad que esté en esta casa, frente a la Parroquia de Santa Bárbara, y decidiera ir a misa); “Hoy ha sido la salvación de esta casa, pues también este es hijo de Abrahán. Porque el Hijo del hombre ha venido a buscar y a salvar lo que estaba perdido” (Lucas 19, 10).

¡Amén!




Oremos.- Todos, de corazón. 

Un comercial.- No habrán más publicaciones hasta luego de la operación… así que… nos vemos del otro lado… 


Kikín Rispa
kikinrispa@gmail.com
https://www.gofundme.com/Beyond-cancer-disability-kikin
Supernova 
(3 de noviembre del 2019)