jueves, 17 de octubre de 2019

Solo es un resfrío (¿o no?)

Del 24 al 28 de setiembre tuve mi novena ronda de quimio (Palmas carajo, ya van nueve). Al igual que en las últimas dos, los efectos secundarios estuvieron moderados (http://kikin-rispa.blogspot.com/2019/09/no-pierdas-los-papeles.html), pero no contaba con un pequeño detalle, el cambio de clima y los resfríos por doquier. 

Con las defensas bajas a causa de las quimios, es más fácil que me de cualquier cosa, como por ejemplo infecciones en heridas, que me estuvo pasando durante las últimas quimios. Entonces, inevitablemente, el resfrío se hizo presente en esta ronda… y de qué manera. 

Pues bien, los días siguientes de la quimio empecé con los síntomas típicos del resfrío. Pero como en general a mí no me da fuerte, suelo tener un poco de estornudos, mocos y tos; pero no malestar ni fiebre ni nada que me tumbe a la cama. In embargo estaba un poco más pesadillo que de costumbre, y me vi forzado a tomar unas pastillas contra la gripe (En general evito tomar pastillas, ya suficiente con todos los cocteles que me ponen para la QT). 

A los pocos días me sentía mejor, y llegando el viernes, me fui a dar una vueltita con mis amigas para comer y tomar algo. Éramos felices jajaja. Yo estaba casi bien, un poco de moquillo pero nada más, así que ya empezaba a hacer mis planes de fin de semana. Pero no… creo que el destino no quiere que me vaya de parranda, que disfrute los días que me quedan antes de la operación, pues ahí sí que estaré de reposo absoluto. No… la vida no me deja hacer mis caprichos, la vida me dice, ¡púmbale… vaya para su cama!

Y así fue, todo el fin de semana en cama. No podía creerlo porque a mí no me dan los resfríos así, inclusive con una ligera fiebre, pero claro, no contaba con la astucia de la quimio de ponerme vulnerable y regresó con furia. Llegó lunes y no había mayor cambio, así que me decidí a ir al doctor el martes… claro, luego del taller que tenía en un colegio sobre bádminton inclusivo, y que no iba a dejar de lado por un resfriadillo jeje. 

Coincidentemente el colegio estaba muy cerca al hospital donde me atiendo, así que luego de sobrevivir al taller, me fui directo a hablar con mi médico. Era por ahí medio día. Logré hablar con él a la 1. A las 2 estaba entrando por urgencias al hospital jeje. 

Para el doc., lo más probable es que no fuese solo un resfrío, y como estoy con las quimios, era mejor analizarme bien para estar seguro que había por ahí. Así que ya en urgencias, me dieron una camita, mientras me hacían los exámenes que necesitaban y descubrían que tenía.

Analíticas de sangre y placas a los pulmones. Resultado, resfrío y sinusitis. Pero no era tan grave como para internarme, así que la doctora me dijo que me iban a mandar a casa con antibióticos en pastillas y listo. Eran como las 6 de la tarde. A las 7 regresa la doctora a decirme que se habían equivocado, que no vieron que un indicador de la sangre estaba muy bajito, y que era mejor que me quede para controlarlo. Ni modo, lo que sea lo mejor. A las 8 viene otra doctora a decirme que por tratar de ser muy cuidadosos conmigo, se equivocaron dos veces, que resulta que este supuesto indicador bajito, no estaba tan bajito, y que podía irme a casa. Ya para qué hacer escándalo, sólo le dije a la doctora que mejor aún, y que no había problema. Me dijo que iba a mandar la receta con el alta. 

Imaginé que se iban a demorar con eso, así que decidí echarme una siestecita. Para qué… me dio un poquito de frío… y a la enfermera que no se le escapa una, me tomó la temperatura, tenía 38. No te vas… primero que baje la fiebre… El más salado… 

Eran como las 10 de la noche y ya había bajado la fiebre. Para esto ya estaba otra enfermera, así que aproveche el pánico jaja… me puse mi ropa, la enfermera me preguntó por qué me cambiaba, le dije que ya tenía el alta y se la enseñé, me preguntó que esperaba, le dije a que me saquen la vía, la sacó, y me fui raudo y veloz jajaja. 

Los siguientes días los pasé con altibajos, por ratos tranquilo, por ratos me sentía mal de nuevo. Pero la vida no se detiene y tuve que ir a la toma de huellas, que fue la historia que conté en el post anterior (http://kikin-rispa.blogspot.com/2019/10/como-si-fuera-el-ultimo.html). Luego de eso me empecé a sentir mejor, pero la historia de mi resfrío, que resultó en una compleja infección, recién empezaba… no por nada estoy internado en el hospital desde el martes… y esta historia aún no acaba… 

¡He dicho! 


¿Dónde estás?- En el hospital clínico San Carlos, hospitalización de oncología, habitación 01 jeje. Cuando salga de acá les contaré el resto de la historia, mientras, visítenme ps’ malditos jajaja. 


Kikín Rispa
kikinrispa@gmail.com
https://www.gofundme.com/Beyond-cancer-disability-kikin
Supernova 
(17 de octubre del 2019)

sábado, 12 de octubre de 2019

Como si fuera el último

No escribo casi dos semanas porque he estado malito (Si pe’, me engrío solo, que me queda… Malditos, ni preguntan). Bueno, malito no, malísimo… la verdad que muy pocas veces me he sentido tan mal como esta vez. No fue precisamente por la quimio, pero sin duda influye. Fue un resfrío, mezclado con sinusitis, que me tumbó a la cama, nivel #QuieroAmiMami. 

Pero esa historia la dejaré para el siguiente post, prefiero empezar por lo bonito y “curioso” que me pasó este jueves 11 de octubre (Como les dije, mi otro mes especial https://kikin-rispa.blogspot.com/2017/10/me-voy-pero-volvere-tu-sabras-cristo.html), luego de todos estos días de sentirme fatal. 

Fui a la oficina en donde debían hacerme la toma de huellas para la renovación de mi visa, trámite que ha demorado sus varios meses (Historia que será contada mucho más adelante, pero no en el blog, sino en mi quinto libro… ¡Quinto dije! Ustedes están de ida yo ya veraneo allá jajaja)

Como estaba ligeramente mejor pero no bien, y este lugar queda bastante lejos de donde vivo, tuve que hacer un tramo en taxi, otro en metro, y cuando se suponía que debía tomar el otro metro, preferí salir y tomar otro taxi, para asegurar llegar a tiempo. Claro que salí con bastante tiempo anticipado pero como dije, como no me sentía aún bien, tenía que caminar despacio para no agitarme tanto. En fin, finalmente llegué 10 minutos antes de mi hora, entré, y me senté a esperar turno. 

El primer tramo de espera era afuera sentado, pero ya el segundo que era dentro, había que hacer cola de pie, y habría 25 personas delante de mí. Empecé a mirar a todos lados para ver cuántas personas estaban atendiendo mi grupo (Habían muchas personas haciendo diferentes trámites). Miré a la derecha, había un par de oficiales atendiendo; mire a la izquierda, lo mismo (Había varios puestos vacíos). Pero justo se desocupó una oficial y cruzamos miradas, en pocos segundos me volvió a mirar e imagino que al notar que estaba con el bastón, me llamó.

Pausadamente me acerqué a su sitio, dejé mi bastón a un lado y me senté. Y aquí empieza lo “curioso”. Ni bien me siento me preguntó qué me había pasado. Si bien es una pregunta frecuente, la mayoría no lo hace, y menos de buenas a primeras. Lo más gracioso fue mi respuesta. Le dije que había tenido un tumor cancerígeno. Digo que es gracioso porque ya hace mucho tiempo mi respuesta automática es simplemente decir que uso una prótesis. Es una forma de responder pero sin entrar en tanto detalle. Pero esta vez no, dije que había tenido un tumor, lo cual de inmediato me llamó la atención. La tercera curiosidad que me preguntó si había sido al hueso, lo cual fue así. Le dije que había sido un sarcoma. Me preguntó si ya estaba bien y le dije que seguía en la lucha, que estaba en quimio y que luego me iban a operar. 

La conversación no paró en todo momento del trámite… es más, creo que me habré demorado el doble de tiempo por ello. Pero fue bonito. Empezó contándome de personas cercanos que le había tenido cáncer, algunas seguían con vida, otras no. Que lo importante no es lo que tienes porque finalmente no te llevas nada, sino de aprovechar al máximo cada cosa que haces en la vida, hoy, en el presente; se trata de vivir cada momento como si fuera el último.

En plena conversación una persona se acercó a saludarla. No la vi llegar pues obvio se acercó por detrás de mí. Cuando volteo, era una monja. La oficial le pidió que rece por Enrique, ella aceptó gustosa, obviamente. Cruzaron unas cuantas palabras hasta que otra monja se acercó a llevarse a la primera. Cuando se fueron, la oficial me preguntó si yo era creyente, y le dije que sí. Me dijo que tenía algo para mí.

Mientras abría su cartera, me iba contando que las monjitas que se acababan de ir, siempre andan por ahí, y que le habían regalado algo, y que me quería dar ese algo. Lo sacó de la cartera. Era un tipo de “escapulario” (En Perú entendemos eso como otro tipo de objeto, pero en fin, la descripción es lo de menos). Me lo enseñó. Era la imagen del corazón de Jesús, y del otro la Virgen María. Y sin más, me lo regaló. Finalmente terminamos el trámite, me dijo que todo estaba bien, y que nos veíamos en un mes para recoger mi tarjeta. 

Salí de ahí con una sensación extraña, entre la sorpresa de lo que había pasado, el alivio del por fin haber hecho el trámite y la paz que me dio el haber conversado con ella. Los días previos a esta cita fueron lo peor de todo mi resfrío, y estaba al borde del colapso (https://kikin-rispa.blogspot.com/2019/06/estoy-harto.html), y sin duda este hecho que no es coincidencia, me hizo recobrar la tranquilidad que estaba a punto de perder. Desde ese momento, empecé a mejorar. 



¡He dicho! 


No pierdas la fe.- Nunca su majestad; que se hagan sus planes, no los míos. 


Kikín Rispa
kikinrispa@gmail.com
https://www.gofundme.com/Beyond-cancer-disability-kikin
Supernova 
(12 de octubre del 2019)

domingo, 29 de septiembre de 2019

¿Cómo haríamos contigo?

Repito… 2 medallas de bronce en los II Juegos Parainclusivos de la ciudad de Madrid… y con su entrevista más jajaja. 

Bádminton empieza en el minuto 42 (y ahí no más mi entrevista jeje)
(http://www.telemadrid.es/programas/deporte-de-madrid/Juegos-Parainclusivos-parte-2-2161003914--20190922090120.html

- (Cheché comentando mi foto) “Nada mal para haber estado en stand by y jugarte unas "pichanguitas" entre quimios... como haríamos contigo???...”

MODESTAMENTE (así Cris me diga de nuevo “no me jodas” jajaja), este campeonato no ha tenido un nivel de competencia muy exigente pues es algo local, y aún hay muy pocos participantes con discapacidad, más aún si entramos a la clasificación oficial de Parabádminton, no hubo nadie de mi categoría (A diferencia del año pasado que vino el gran Simón Cruz… gracias por no venir este año jajaja). 

Pero si queremos hablar de exigencias, habían dos distintas. La primera, que jugué con otras personas SIN discapacidad, lo cual, por la diferencia en la movilidad, ya es algo considerable. Claro, también habían participantes de más de 60 años, pero este deporte es muy técnico, entonces es fácil suplir el despliegue físico por la habilidad para golpear la plumilla (Amo este deporte).

La segunda exigencia era obviamente que estoy en pleno tratamiento… Si ya sé, estoy loco jajaja. Pero como ya he contado, en estas últimas quimios, me va tan tranquilo con los efectos secundarios, que a los dos días de haber terminado la ronda, ya estoy tranquilo, y eso me ha permitido, el último mes, poder jugar un poco y participar de este campeonato. 

Solo los amantes del deporte comprenderán lo importante que era poder volver a jugar, luego de cinco meses de para… ¡cinco meses! Para cualquier deportista eso es mucho tiempo… Además luego me van a operar (Salvo el milagrito; sigan rezando, sobre todo los herejes), y serán otros 3 meses de descanso absoluto. Amo hacer deporte, amo el bádminton, y sin duda es una gran falta en mi vida cuando no lo puedo practicar. 

Por eso luego de la transfusión de sangre, y de las últimas quimios más ligeras y más espaciadas entre ellas (https://kikin-rispa.blogspot.com/2019/09/no-pierdas-los-papeles.html), pues mi cuerpo ha llegado a un punto de mantenerse bien, aún un poco débil (Mi hemoglobina se mantiene entre 10 y 11), pero a la vez fuerte, y esto sin duda tiene mucho que ver con lo que ya he dicho hace poco, “la mente ordena al cuerpo, pero el espíritu gobierna la mente” (Proverbio Kikin-o).

Estar en este campeonato ha sido importante para poder decir que algún logro deportivo tuve este año, así no haya sido un súper campeonato. Además que es otro momento en el cual se promueve el deporte inclusivo y obviamente tengo que colaborar como pueda, y esperar que cada año la convocatoria, difusión y asistencia sea mayor, tanto de participantes como de las personas que asisten a ver los muchos deportes que hay en estos juegos. 

Ahora, acabado la competencia y acabada la novena quimio, queda esperar a ver si hay otra más o si ya me programan operación. Sea como fuere, estoy tranquilo con el resultado final, que será estar bien, libre del bicho este, Dios quiera que finalmente, para siempre… y poder llevarme la de oro en esta lucha de casi 10 años contra el cáncer. 


(más fotos aquí https://www.facebook.com/kikinrispaoficial/photos/?tab=album&album_id=10156189793767434)

¡He dicho! 


Las gracias respectivas.- A mi compi de dobles masculino Josu, A mi compi de dobles mixtos Piruja (Seguiré esperando que me des cita para la celebración jajaja), al Club Chamartín, al presidente Jose Luis por su inagotable labor de fomentar el bádminton inclusivo, a mi entrenador Edu, a única mi barrista Karina y a Laritza D’, mi veintiúnico auspiciador, que sigue apoyando mi carrera deportiva y de vida. 


Kikín Rispa
kikinrispa@gmail.com
https://www.gofundme.com/Beyond-cancer-disability-kikin
Supernova 
(29 de setiembre del 2019)

martes, 24 de septiembre de 2019

Siempre adelante, nunca inadelante

- (Amici) Admiro tu fuerza.
- (Io) Creo q cuando uno tiene las cosas claras, no hay nada q lo detenga.
- (Amici) Es muy cierto lo que dices. Vamos entonces a seguir adelante.
- (Io) “Siempre adelante, nunca inadelante”. Jajaja
- (Amici) Jaja. Muy inspirador es usted, con su “inadelante”
- (Io) Va pal feis jajaja. 

MODESTAMENTE (y lo pongo con mayúsculas para toda la gente que cree que soy egocéntrico… vanidoso sí, egocéntrico jamás jajaja), yo no considero estar haciendo nada del otro mundo. Es el mundo el que ha caído en el conformismo, en la apatía, en la procrastinación, en la desidia, en el letargo, en lo que la sociedad dice que debes hacer (https://kikin-rispa.blogspot.com/2016/01/y-para-cuando-la-parejita.html), en la producción estándar, en la falta de sueños, en la carencia de valores, en luchar por su IKIGAI (https://kikin-rispa.blogspot.com/2019/05/que-grata-sorpresa-nos-has-dado.html); que cuando uno hace lo contrario, a muchos les parece algo excepcional. Lo siento pero no, no es así, no lo siento así, no lo vivo así.  

¿Acaso tengo otra opción? Es mi vida, la vivo como quiero y me adapto a las circunstancias para seguir adelante con mis objetivos claros en la vida. ¿Es eso algo tan espectacular? Pues no debería serlo, creo que todos DEBEMOS y PODEMOS hacerlo, pero la mayoría no lo cree así. Yo sí, estoy convencido hasta el tuétano y hago de mi vida un ejemplo de esto, de vivir plenamente, con lo que me ha tocado pasar. 

Por eso, para mí, la mejor comparación de la vida es con el mar. Encuentras de todo ahí dentro, hasta cosas desconocidas. Puede ser un lugar maravilloso, como también peligroso; excitante o estresante. Hay días tranquilos como días inquietos, y también con algunas tempestades. Pero, principalmente, nadas CON la corriente, no en contra de ella… salvo, en casos específicos, como el salmón… casos específicos dije. 

Y seguro lo están pensando, porque varias personas ya me lo han dicho… “Pero Kikín, muchas personas se deprimen y se dejan al abandono… tu no”. Y es cierto, no lo niego… Pero lo que pasa es que ustedes ven lo que los medios de comunicación mayormente venden… DRAMA. Ustedes ven las noticias, y ven destrucción, muerte, asesinatos, conductores irresponsables, drogas, corrupción… Nuevamente, eso es lo que la sociedad quiere vender para mantenerte asustado, escondido, acobardado; y no salir a la calle a luchar por tus sueños. Es cierto, sí… pero aunque no lo crean, es la parte más pequeña. 

Día a día hay gente “luchona” (ya que está de moda la palabra, y la usa sin género, para fomentar la igualdad) que sale adelante con su discapacidad, y lo acabamos de ver en los Parapanamericanos de Lima 2019, en el mundial de Parabádminton de Suiza en las mismas fechas, en los II Juegos Parainclusivos de Madrid el domingo pasado (Que participé y tuve dos medallas de bronce; ya escribiré sobre ello), y tantos otros ejemplos que podría darles. 

Lo mismo ocurre con el cáncer, son más las personas que salen adelante a pesar de lo dura que es esta puta enfermedad; pero sin embargo solo se enteran de los casos trágicos de bebes y niños que mueren, o de si son celebridades de la televisión y cine. 

Pueden hacer algo bien sencillo. Apúntense como voluntarios de algún hospital o formen parte de los movimientos deportivos paralímpicos, para que conozcan como son las cosas de verdad, como es LA VIDA REAL, no en la burbuja en la que viven. Ese es el mundo que se les pinta para que sean uno más del montón, en lugar de ser alguien excepcional como has sido creado, como TODOS hemos sido creados. 

Todos tenemos nuestro IKIGAI, y es OBLIGACIÓN de cada uno ver la forma de cómo encontrarlo, seguirlo y conseguirlo. Esa es la única manera de vivir en paz, feliz, conectado con la vida, conectado con las demás personas, siendo ejemplo e influencia positiva de las personas que te rodean y llegando a ser una persona realizada por lograr tu objetivo principal en esta vida. 

“Siempre adelante, nunca inadelante”


¡He dicho! 


El momento adecuado.- Hoy empecé la novena ronda de quimio (Ustedes ya saben su parte). Sí, novena ronda… seis meses… 270 horas… y seguiremos adelante (nunca inadelante) con fe, actitud, fortaleza, confianza, esperanza y mucho, mucho amor. 


Kikín Rispa
kikinrispa@gmail.com
https://www.gofundme.com/Beyond-cancer-disability-kikin
Supernova
(24 de setiembre del 2019)

jueves, 19 de septiembre de 2019

Ahora juego yo

“Los tiempos de Dios son perfectos”, dice el dicho. No es sencillo de comprender y menos de vivirlo, pero por ratos se nota más claro. Eso me ha pasado esta semana y espero que siga así con otros planes que tengo en octubre, mi segundo mes favorito, por ser el mes del Señor de los Milagros y del cumple de mi mami jeje (El primero, obvio, es marzo, mes en que nació este guapetón jajaja). 

Los últimos dos meses me he movido en la incertidumbre del tiempo, pues como no tengo claro cómo y cuándo sigue mi tratamiento y cómo y cuándo será la operación, es difícil hacer planes. Sin embargo, este mes de setiembre, llegaron “tiempos” mejores. 

Desde julio tenía previsto hacer un taller sobre bádminton y discapacidad en Segovia, para el lunes 16 de noviembre. No podía confirmar mi participación, pero con un poco de fe, quedamos en que si se podría. Recién a fines de agosto, durante la última QT, el doc me dio cita para el 17, con lo cual iba a poder dictar el taller. 

Todo salió muy bien con los dos grupos, de 3ro y 4to (casi 100 en total), pues eran chicos muy buenos y colaboradores. Luego tuvimos las clases prácticas, en 3 grupos… terminé más cansado que caballo de bandido jajaja. 

El 17 tuve la cita con el doc y ya les conté esa historia (https://kikin-rispa.blogspot.com/2019/09/no-pierdas-los-papeles.html). Lo bueno viene a partir del viernes 20… no, no por la broncoscopia que me van a hacer, que encima me han dicho que no es nada agradable (Quiero a mi mami :( ); sino porque ese día es la inauguración de los II Juegos Parainclusivos de la Comunidad de Madrid 2019, en la cual voy a participar, en el parabadminton.

El año pasado también participé, pero no escribí al respecto, seguramente porque no gané nada jajaja. Más que por eso, porque no tuvo la acogida esperada, desde la organización; inclusive fue en otro polideportivo de donde se llevaban a cabo el resto de competencias deportivas. Pero este año no, todo va a realizarse en el Polideportivo Municipal Dehesa de Navalcarbón, en Las Rozas (https://www.comunidad.madrid/servicios/deportes/ii-juegos-parainclusivos-comunidad-madrid). 

Este año se espera llegar a los 1000 participantes, en 21 disciplinas, como goalball, karate, bádminton, hockey, padel, pickleball, etc. Y su papi su churro su Kike su rey, estará participando en bádminton, en dobles masculino y dobles mixto. No juego individuales porque estoy fuera de ritmo y no estoy al 100% de fuerzas, aunque estuve jugando un poco esas últimas semanas, y creo que es suficientes como para ir a meter unos cuántos raquetazos en la cancha jejeje. 

Ya que no estuve en los Parapanamericanos de Lima 2019, por lo menos estaré en los Juegos Parainclusivos de Madrid 2019, que además será la única competencia en la que participaré este año, por motivos obvios. 

Así que ya saben, este domingo 22 desde el mediodía, luego de que los astros se alinearon para dejarme libre esta semana antes de empezar la 9na ronda de quimio, estaré nuevamente en las canchas de bádminton y espero que se animen a ir para hacerme barra y ver en acción a otras personas con discapacidad, practicando sus deportes favoritos (empieza el viernes a las 17 horas, hasta el domingo), dejando para todos un gran ejemplo de fortaleza, motivación, superación y ganas de vivir. 

¡He dicho! 


Saquen los pompones.- Espero ver a la portátil oficial de Kikín Rispa en Madrid en primera fila jajaja. 


Kikín Rispa
kikinrispa@gmail.com
https://www.gofundme.com/Beyond-cancer-disability-kikin
Supernova
(19 de setiembre del 2019)