miércoles, 27 de abril de 2016

Nunca Tan Amable

Iba en mi auto con una amiga. A la altura de Plaza Vea de Caminos del Inca hay un crucero peatonal no precisamente en la esquina, aunque bien señalizado. Me di cuenta que un pata estaba llegando al centro de la pista y paré el carro, le hice una seña con la mano como diciendo “pásele”, y el pata cruzó la pista con un saludo de la mano como diciendo “gracielas”.

Mi amiga no se dio cuenta del pata y me preguntó por qué paraba. Le dije que fue para darle pase a éste pata y su respuesta fue: “¿En serio? Nunca tan amable…” 

Querido Pueblo de Perusalem (A mis fansitos del CIFO les gusta esta frase aunque no sepan de donde viene jajaja), yo os pregunto: ¿Por qué M____A no? ¿Por qué no podemos ser algo amables? ¿Por qué no podemos ser muy amables con los extraños en la calle? 

Nada me cuesta parar 5 segundos para dar pase a una persona, ya sea adulta, niño, una mamacita, un piraña, una PCD, un vendedor o quien fuera. No me cuesta ni M____A… Entonces, ¿Por qué no lo voy a hacer? ¿Por qué no dar pase a la gente (cuando cruza por donde debe, el peatón también debe respetar)? ¿Por qué no pedir permiso en una intersección en lugar de meter el carro como salvaje? 

Dense cuenta la potencialidad que tiene CADA UNO de cambiar el mundo que los rodea con pequeños detalles que no cuestan ni un sol (Porque pide plata y la gente se esconde). Es sencillo, lo único que hay que hacer es dejar de pensar como cavernícolas, poner una cucharada de paciencia, una espolvoreada de actitud y unas gotas de amabilidad, ¡y listo!, podemos tener un viaje en auto más placentero y menos estresante que tanta falta nos hace. 

¿Manejas? ¿Te llega el chopin el tráfico? ¿No toleras a la gente de M_____A que mete carro y se mete en la tercera fila de la derecha para voltear a la izquierda (eso como me revienta csm jajaja)? Pues bueno, tienes la posibilidad de empezar a cambiar esta situación si TÚ dejas de hacerlo, ¿o no? No te hagas el estrecho, todos lo hacemos, yo también, pero hace un par de años que estoy tratando de cambiarlo y puedo decir que después de este tiempo me va mucho mejor y manejo menos estresado que antes porque YO he decido CAMBIAR y ser amable con las personas y más respetuoso con las leyes de tránsito.

YO elijo, YO cambio, YO actúo. ¡YO! Olvídate de esa gente de M_____A porque lo más probable es que muchos no entiendan ni aprendan ni cambien (Ni les interese hacerlo), así le revientes el claxon (que lo único que consigue es aumentar el estrés de todos, incluido el tuyo) o te bajes del carro a enseñarles a la manera antigua (sacándoles la cun…). 

Ese es su problema, a pesar que te jodan tu viaje; tú preocúpate de lo que TÚ haces y si pones de tu parte, si tratas de ser más respetuoso y amable (o sea, más HUMANO), seguramente no será tan detestable manejar en Lima; y en lugar de que te digan “nunca tan amable”, te dirán “que chévere que seas tan amable”.


¡He dicho!


Rápido y furioso. OJO, no digo que maneje de maravilla sino que estoy en un constante aprendizaje y mejora de mis propias actitudes. Si me han visto manejando hace cinco años y me ven ahora podrán darse cuenta, así que no hablo por hablar, sino que primero lo aplico en mi vida y luego lo comparto… Se enseña con el ejemplo… ténganlo presente para los que ya tienen hijos, ustedes son sus modelos para todo. 


Kikin Rispa
kikerispa2003@yahoo.es
(27 de abril del 2016)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Siempre es buen recibir comentarios... ayudan a seguir mejorando y a continuar escribiendo. ¡GRACIAS!