jueves, 9 de febrero de 2012

El que no corre... muere!!!


Por esas casualidades de la vida el martes a las 7pm estuve por Limatambo. Necesitaba pagar unas cuentas bancarias y hay algunas agencias de dicho banco en ciertos supermercados (si quieren cherry paguen por publicidad jejeje). Así que como estaba camino a casa, hice una breve parada para pagar, total, con la atención preferencial, entro y salgo de casi todos lados (CASI) en un 2x3. Entre por una puerta lateral pero la agencia estaba al otro lado del supermercado, así que luego de pagar, salí por la puerta principal… y me encontré con esto:




Haciendo uso de mi verbo florido procederé a explicarte a ti, al que dejó el carrito de compras ahí, lo siguiente:


Oye TÚ, recontra ignorante (por no decirte imbécil), ese dibujito blanco dentro del recuadro azulito que está en el piso, no es un carrito de supermercado, no es el cochecito de un bebe, no es parqueo para bicicletas… es un lugar RESERVADO para adultos mayores, madres gestantes y discapacitados… DISCAPACITADOS! Entiendes? 


En algún lugar de tu cerebro existe alguna neurona que te ayude para que hagas el esfuerzo de tratar de querer entender para que sirve ese espacio? Lo peor y valgan verdades es que casi todos entienden lo que significa “reservado” y “discapacitado”, pero les llega al PINCHO! Así es, dejémonos de hipocresías, yo tomo sprite, las cosas como son. Te interesa 3 pepinos que haya gente a tu alrededor que no tuvo tu suerte de estar “completo” (físicamente) y que tiene que luchar 5 veces más que tú para salir adelante… no te interesa, no te importa, no te afecta en lo más mínimo, para ti el cuadradito azul es una pérdida de espacio pero como tú eres “Pepe el Vivo”, como eres criollazo, como te pasas de pendejo y en pendejada nadie te gana; ese espacio azul, inservible, desperdiciado (porque todo lo que no te beneficia, es un desperdicio), inutilizado, es el sitio perfecto para dejar tu carrito de compras una vez que terminaste. No eres capaz de avanzar 100 metros más para dejarlo en la puerta, no!, como tú eres la cagadita y todos son tus esclavos, lo dejas en ese cuadrado azul y blanco para que un empleadito lo deje en su sitio por ti. Pero lo que no sabes (y tampoco te importa), es que el empleadito está preocupado cargando tus bolsas o algunos les llega al pincho tanto o más que tú y lo deja ahí botado, porque de repente hasta ni siquiera ha visto que existe el cuadradito azul. Y el personal de seguridad del estacionamiento? Existe? Dónde está? Está ocupado cuidando tu BMW, tu crees que le va a dedicar tiempo a ver carritos de compras botados en las esquinas? Hello! Y yo? Que soy discapacitado… que? Ya se tu respuesta… a mí que me cache un burro! No? HDP (Hijo de PUTA)


Sabes lo que significa la palabra DISCAPACITADO? Déjame iluminarte porque dentro de todo sé que la ignorancia es atrevida: “Dicho de una persona: Que tiene impedida o entorpecida alguna de las actividades cotidianas consideradas normales, por alteración de sus funciones intelectuales o físicas”. Entiendes? Bestia! Tenemos dificultad para hacer las cosas cotidianas, como ir a comprar al mercado, se me complica, se me dificulta… y encima, infeliz, te vas a poner en mi sitio reservado? Ponte en mi lugar!


Crees que exagero? Que estoy inventando? Sabes que no pero como eres tan limitado te voy a poner más ejemplos de cómo me tratas en todos lados para que te de vergüenza, y lo hago en público porque Dios perdona el pecado pero no el escándalo:

  • Ese mismo día, en la cola del banco, me puse en la ventanilla de atención preferencial, no me di cuenta que una señora estaba en la misma fila pues no la vi material “preferente” y me puse delante. Me pasó la voz y me dijo que ella estaba en la cola y que le dolía la barriga, que estaba mal… la miré, le levanté los brazos como diciendo “me estás viendo?” (Estaba con muletas y sin prótesis). Miró hacia abajo y se dio cuenta, y muy sabiamente me dijo: “ay, tú estás peor”. No me moleste con ella pues en 1 segundo me di cuenta que no lo hizo de mala sino de bruta, así que solo moví la cabeza de arriba abajo, afirmando lo que dijo.
  • Cuando salgo a la calle con prótesis nunca dejo a mi flaca (mi bastón) porque si no me matan. La gente en la calle no se da cuenta y como estamos acostumbrados a no respetar a los peatones, una vez no solo casi me atropellan, encima me insultaron por no pasar “corriendo” por el crucero peatonal. Vieja maldita.
  • Han visto que en el metropolitano hay unas sillitas rojas? Igual que las pintas azulitas de los estacionamientos, parece que la gente entiende mal (o mejor dicho les llega a chopin). No es para los que están cansado ni para las mujeres en general, es para DISCAPACITADOS, pero como no nos respetan, cada vez que subo a uno veo gente bien sentadota. Con suerte algunos se paran pero a veces la gente no deja su cultura “combi” y ni te miran, se hacen los estúpidos esperando a que otro se levante y te de el asiento. No solo están en falta sino que, para variar, les llega a la punta de la teta, pues lamentablemente  son las damas quienes, en una mal entendida definición de “caballerismo”, esperan a que los hombres se paren de un sitio normal en lugar de ellas levantarse de un sitio reservado. Les pesa el culo o qué?
  • En la calle normalmente voy cerca de la pared, cosa que si me resbalo o caigo tengo donde apoyarme, tampoco puedo ir muy pegado porque no podría caminar bien ya que, por la prótesis, me balanceo más de lo normal. Pero no faltan los idiotas que, con bastón o muletas, tiene la necesidad de meterse por ese espacio pequeño en lugar de ir por el otro lado o darme paso. Que creen? Que de flojo salgo con bastón? Que tengo una pierna invisible?  Que es una joda para Tinelli? No entra en su cerebrito que al mínimo contacto me puedo caer? A la mierda, están apurados, tienen que pasar por donde sea. Y cuando levanto el codo para frenarlos se molestan conmigo y no entienden por qué los golpeo… re plop.
  • Y ustedes que dijeron? Así solo se comporta la gente inculta, la gente pobre? Fui a comprar al boulevard de Asia, estuve buscando mi lugar reservado, todos llenos, y lo más “chistoso” fue que había una camioneta estacionadas en la mitad del sitio preferencial y la mitad en la pista. O sea, este es solo medio pendejo, solo medio conchudo… en verdad es un completo imbécil! (Como no le tomé foto...)
  • Ni en los hospitales estoy seguro. Como la gente anda corriendo como loca de aquí para allá, en esos vaivenes no reparan en que hay gente que pasa en muletas, sin pierna, y que al mínimo roce se pueden caer. Más de una vez me han empujado, golpeado, adelantado… no soy un paciente, soy un estorbo. Ni porque les meto la muleta o les grito dan vuelta para mirarme, siguen de largo porque ya pasaron el estorbo. No te sorprendas si un día te cae un muletazo en la cabeza… ganas no me faltan.
  • La máxima fue en el INEN, estaba sin prótesis y en muletas haciendo cola regular (que no debería pero en fin, la gente no te da pase) y una señora detrás de mí se me pegaba mucho. Voltee a pedirle de buena manera que retroceda un poco porque me estaba empujando. Su respuesta fue: “Yo no te estoy empujando… esto es empujar”. Levanto su mano y efectivamente, me empujó. No podía salir de mi asombro y le dije que estaba loca, y claro me respondió que el loco era yo.


Bonito no? Eres un ejemplo a seguir, un modelo a imitar, el Padre/Madre que todos quisiéramos tener. Tus principios y valores de respeto y consideración hacia los “menos afortunados” son… son… no son nada porque no tienes! Qué pasó contigo? Tu mamá no te dio de lactar? Tu papá te pegaba? Abusaron de ti de chiquito? Nunca tuviste amigos? Y si tuviste amigos, te pegaban todos los días? No te enseñaron eso en casa ni en el colegio? Nadie te quiere? Yo estoy seguro que personas que han pasado por lo que acabo de describir son más respetuosas que tú, porque a ti no te ha pasado nada de eso, no, tu solo eres un grandísimo HDP! Que te crees que todo te lo mereces y que todos deberían alabarte, tú eres lo único que importa y los demás que de jodan! (http://kikin-rispa.blogspot.com/2010/05/la-cultura-del-yo-primero-tu-jodete.html


Haz un esfuerzo casi sobrehumano para ponerte en mi zapato. No te voy a pedir que comprendas pero por lo menos RESPETAME! No crees que ya tengo suficiente con haber tenido cáncer y con no tener una pierna? No crees que ya tengo mucha chamba en mis manos? No crees que mi lucha ya es lo suficientemente ardua? Como para que vengas tu y me metas cabe? Para que me empujes? Para que me quites mi “sitio reservado”? 


A Dios gracias yo tengo familia que me protege, amigos que me ayudan, amigas que me cuidan, trabajo que me da ingresos, un Dios que me da fortaleza y un espíritu inquebrantable para seguir en la lucha, y dar lucha de pie! Y los que no? Los que no han encontrado ese apoyo? Los que necesitan que les tiendan la mano? Ellos qué? Ahí está tu respuesta del por qué ese sitio azulito para vacío, por tu culpa! Por ti grandísimo animal que nos tratas peor que perros, por eso es que muchos discapacitados no salen a la calle porque saben que se van a encontrar con muchos como tú y prefieren quedarse en sus casas para evitar tus desprecios y humillaciones. Tú eres quien hace que nosotros, los discapacitados, dejemos de luchar, TU! Y encima con el “gran” apoyo que tenemos del estado… solo diré que “la inclusión social” ha sido otro floro más para ganar elecciones.


Así que espero un día leas este blog para que te enteres de la lástima que te tengo... sí, lástima, porque como dice la canción, “se odia lo querido”, y a ti no te puedo odiar, sólo tenerte lástima por ser tan despreciable. Pero la vida de vueltas, muchas vueltas, y yo no dudo que en esta o la otra vida todo se paga. Y s te toca caer en desgracia en esta vida, por favor, búscame, no para burlarme de tu desgracia sino porque yo te voy a ayudar a salir adelante, así te voy a enseñar a ser “GENTE”, a ser persona, a ser un “SER HUMANO”. Te voy a enseñar con el ejemplo que hasta el más despreciable de los seres humanos, siempre y cuando lo quiera y necesite, puede recibir  ayuda… así no se la merezca.


He dicho!


Pd. No me perdonen por el lenguaje, ha sido todo un placer desfogarme y decir esta vez las cosas con el hígado más que con el corazón.


Aclaración.- si tú nos respetas, no te sientas aludido, pero también piensa que si no eres parte de la solución, eres parte del problema. Si en tus manos está ayudar o apoyar a gente como yo para que nuestros derechos sean respetados, pues hazlo! No sigas esperando a que otro lo haga, si todos pensaran así, nadie nunca lo haría.


Clasificados.- Se busca apoyo para campaña de concientización de la sociedad por el respeto a nosotros los discapacitados. Estoy trabajando la idea, atentos a la publicación y espero contar con su apoyo.


Tira dedo.- La tienda fue Plaza Vea de Angamos… pronto sabrán más de mi!


Kikin Rispa
Kikerispa2003@yahoo.es
(09 de febrero del 2012)

jueves, 2 de febrero de 2012

Al otro lado... un cafecito pasado

Las despedidas no se caracterizan por ser “lindas”, por así decirlo. Cuando quieres a alguien, a veces sientes que te hace falta a penas cruza la puerta de la calle. Más todavía si sabes que no se volverán a ver en unos días. Peor aún si es que sabes que se va lejos. Casi sería insoportable si esta partiendo a un lugar lejano. Pero puede llegar a ser inconsolable si sabes que al lugar que parte, no lo vas a poder ver nunca más… no en esta vida.


No soy ajeno a la pregunta que ha acompañado al ser humanos desde que tiene uso de razón: ¿Qué hay después de esta vida? Muchos hablan de reencarnación, otros de un “paraíso”, algunos de la inmortalidad de lo inmaterial; la verdad que nunca lo sabremos con exactitud hasta que nos toque. No faltan los que quieren adelantar la respuesta y buscan contacto “con el más allá” para sentirlo “más acá”, o porque buscan consuelo al no haber tenido respuestas antes del último adiós. Será cierto eso? Espiritistas? Charlatanes? Espíritus chocarreros? Duendes? Energía condensada? Igual, cómo saberlo, cómo estar seguros. Imposible. 


Es tan imposible como pasar la vida preguntándose que habrá al final del túnel en lugar de disfrutar el camino. Es tan imposible como pasarte la vida ignorando a los vivos para terminar extrañado a los que ya no lo están. Es tan imposible como pasar la vida tratando de ser feliz comprando cosas en lugar de ser feliz ofreciendo amor. Pero así es la vida de ilógica para la especie que debería ser la más lógica de todas. Nos pasamos la vida haciendo estupideces sin sentido en lugar de darle trascendencia a nuestra vida para dejar huella en los que quedan. 


Si no aprendemos a vivir nunca vamos a saber como despedirnos. A veces tenemos la oportunidad pero algunas veces no. Pero en cualquiera de las 2 alternativas, no deberíamos esperar tener la oportunidad de despedirnos sino buscar los momentos para saludarnos, para abrazarnos, para besarnos, para compartir momentos kodak, para guardar en la memoria esa sonrisa, esa mirada, esa alegría que solo se puede sentir al compartir la vida con alguien a quien quieres. Si vivimos así, si disfrutamos los momentos, si creamos oportunidades de compartir amor, no vamos a tener la necesidad de sentir que nos faltó un segundo, un minuto, una hora, para decirle a esa persona: “Te quiero”.  


Porque el amor no se demuestra en las palabras sino en las demostraciones de afecto: una llamada para saber como va la salud, una visita en la mañana llevando pancito caliente, un paseo por la playa para ver el sol, una vuelta por el mercado para comprar un antojo, ir a comprar el periódico del día… Tantas cosas que podríamos hacer para demostrarle a esa persona que estamos vivos y que nos queremos, pero nos escondemos en el día a día trabajando y nos perdemos entre la casa, el trabajo, el dinero, el carro, las deudas, la maestría, el ascenso… y los amigos? Y la familia? Y el mismo Dios? Cuando hay tiempo para ellos? Cuando ya es tarde? Cuando ya no están? 


Han visto la película “Click” con Adam Sandler?  Véanla! Nos pasamos la vida tratando de saltarnos los momentos difíciles, los ratos aburridos, los instantes en los que debemos ofrecer apoyo, las discusiones sin sentido… queremos todo fácil para poder concentrarnos en trabajar, en conseguir, en obtener, en ganar, en tener… y cuando quieres hacer  una pausa, cuando quieres reflexionar sobre lo que has hecho, te das cuenta que tu esposa te dejó, que tus hijos ni te van a ver porque nunca tienes tiempo, y lo más penoso aún, que tus padres ya no están alrededor para preguntarte si has comido todas tus verduras a pesar que tienes 50! 


Lo peor es que lo sabemos pero siempre decimos “si si, este fin de semana”. Y a las finales no te das tiempo ni para bañarte. Se nos pasa la vida, se pasan los momentos de felicidad con las personas que más queremos, y somos el espacio vacío en la foto de la promo del cole que se junta después de 15 años. Lo sabemos y no hacemos nada por remediarlo. Y nos sentimos mal cuando de pronto alguien ya no está en nuestras vidas. Lo extrañas? Te hace falta? Dejó un vacío? Probablemente, pero más debe ser el sentimiento de culpa por no haberle dedicado 1 hora de tu cochina vida tan solo para tomarlo de la mano y que la otra persona sepa que estás ahí.


No dejemos que la vida se nos pase por delante como si estuviéramos en el cine viendo la vida de otros. No desperdiciemos tantas horas innecesarias en “ganar dinero”, ordenemos nuestra vida y démosle un equilibrio sano, donde hay tiempo para todo y todos, porque lo hay, es cuestión de ordenarse y saber qué cosas son realmente importantes en esta vida para sacarle el jugo como a limón de emolientero!  Entonces cuando voltees a mirar a tu alrededor y te des cuenta que faltan algunas personas, en lugar de sentirte como una basura y reprocharte todo lo que no hiciste o dijiste, vas a sentir paz en tu corazón porque recordarás cuando esa persona te dijo: “Que bueno verte”.


He dicho!


Kikin Rispa
Kikerispa2003@yahoo.es
(02 de febrero del 2012)




Post mortis futurus. Al partir, si me dan mis alitas (y no mis cachitos), no habría mejor cosa en el paraíso que tomar mi primer desayuno con el pato, con un cafecito pasado y su pan con queso más… como debe ser. Q.E.P.D.