miércoles, 31 de mayo de 2017

¿Por Qué Te Molestas?

Como ya se habrán dado cuenta, soy pico duro. No soy de quedarme callado, soy respondón, tanto para entrar a la chacota como para defender mis ideas y sobre todo, para defenderme (y defender a otros) de los abusos.

Hace unas semanas, en la PUCP, bajaba por un ascensor junto con un empleado de un concesionario de alimentos que llevaba un carrito con varias cosas. Al llegar al primer piso, como mi cerebro me decía, tenía la preferencia para bajar, ya que él estaba llevando su carrito y por yo tener una discapacidad (y que era visible pues estaba en short). Me equivoqué. Ni bien di un paso para salir, él empujó el carrito, golpeándome ligeramente el pie. Se armó la tole tole, al punto de ir con el encargado de seguridad. 

Le increpé por su descuido y como es habitual, en lugar de disculparse, me llenaba de excusas, siendo la más “chistosa” de todas, “¿pero por qué te molestas?”

Me molesto porque estoy harto que la gente no sea nada considerada con los demás. 
Me molesto porque no se respetan los derechos de las personas con discapacidad (PCD). 
Me molesto porque la gente es caradura y no puede pedir disculpas.
Me molesto porque todos se creen que hacen lo correcto y no se dan cuenta de que pasan por encima de los demás.
Me molesto porque nadie hace nada por apoyar a los que luchan por sus derechos.
Me molesto porque si tú le haces lo mismo a ellos, reaccionan peor que tú.
Me molesto porque las autoridades evitan meterse en el lío y se hacen los de la vista gorda.
Me molesto porque a veces me canso de vivir entre tanta gente de mierda que solo se preocupa de sí misma y le interesa tres pepinos que el del costado se esté muriendo.
Me molesto porque los que no son gente de mierda, son gente asustada y cobarde, que se esconde detrás de las redes sociales para criticar pero no hace absolutamente nada porque las cosas cambien.
Me molesto porque si hay gente que lucha por los derechos de los demás, termina beneficiándose a sí misma o a su grupito, y se olvida del resto.
Me molesto porque solo te respetan si tienes plata y no por tus valores y calidad de ser humano que eres.
Me molesto porque estás leyendo esto y te indignas pero seguramente mañana ya te olvidaste y no has hecho ni harás nada por cambiar la situación en la que yo, tú y todos vivimos.

Y si me molesto no es solo por este hecho, me molesto por los idiotas que manejan en la calle como si estuvieran solos y ya son como cinco veces estas semanas que tengo que frenar en seco para no chocarme con esos “hdp”; también por los que se creen defensores de las PCD pero lo único que hacen es criticar lo que hacen los demás y no aportan nada al colectivo, más que apoyar a su manchita; también por esos malditos que matan gente y como tienen plata se van del país y/o pagan a las autoridades para que sus casos se archiven; también por esos políticos corruptos que no hacen nada por su país más que poner trabas a todos los que quieren trabajar pero como no son de su grupo, los interpelan; me molesto por ti que criticas a todos pero no ejerces tu deber cívico y no protestas contra tantos corruptos que gobiernan tu país (y que seguramente votaste por el que “roba pero hace obra”); me molesto porque quiero aportar a mi país (http://kikin-rispa.blogspot.pe/2017/05/solo-para-contratos.html), para vivir mejor, pero me toma años de años porque sin plata no se hace nada y no te apoyan a menos que le ofrezcas un beneficios específico para ese que te apoya. 

Con todo esto, ¿Creen que tengo derecho a molestarme? Puede que sí, creo que hay argumentos de sobra, pero finalmente me encanta reflexionar mucho y llego a la conclusión que mi enfado no va a hacer cambiar a todos estos infelices. Si le grito al que me golpea en la calle, si le hago gestos desde mi carro al que me cierra, si emito mi opinión en el blog con el hígado en los dedos para ustedes; nada de eso va a hacer que cambien, a lo mucho uno que otro pensará en lo que lee y por esos milagros de la Rosa de Guadalupe, se ilumine, y trate de cambiar de actitud. Con suerte. Pero expresar mi molestia con la sangre caliente a lo mucho me sirve para descargar algo de energía negativa, algo, pues creo que al final la mayor parte se queda atascada, y eso no es sano. 

Si en algo me sirvió esa pregunta es para darme cuenta que poniéndome colérico más me hago daño a mí que generando un cambio en los demás, así que ahora siempre tengo presente esta pregunta para tratar de mantener la calma. TRATAR dije, porque está en mi genética ser renegón y belicoso, es parte de mi ser, así que me es difícil controlarme pero vale la pena intentarlo por mi salud mental, física, sicológica y espiritual. 

Seguiré intentando controlar mi explosividad de la misma forma en que seguiré intentando que la gente que me lee reflexione y se de cuenta de que si estamos como estamos, no es solo culpa del corrupto y del abusivo, es culpa de todos por no comprometernos a ser parte del cambio que todos queremos.
Foto tomada en un cruce de la Av. Arequipa, cerca de canal 5, donde la camioneta estaba parada en plena calle con su letrero de “¿Cómo conduzco?”

¡He dicho!


¿Ya no estás molesto?.- Sigo molesto así que no me digas nada jajaja. 


Kikín Rispa
kikerispa2003@yahoo.es
(31 de Mayo del 2017)

1 comentario:

  1. Profe, el primer párrafo se resumen en la palabra EMPATIA.
    Ese valor es el que todos deberiamos de desarrollas, creo que si cada uno vá presentado su molestia puede ser difundido más ese valor.
    Saludos =)

    ResponderEliminar

Siempre es buen recibir comentarios... ayudan a seguir mejorando y a continuar escribiendo. ¡GRACIAS!