miércoles, 4 de noviembre de 2015

Sal Solcito

Caliéntame un poquito… dice la canción infantil… pero no contaba con nuestra propia destrucción del planeta y el cambio climático para que en plena primavera limeña aún siga lloviendo y tengamos miserias de sol (así como en invierno teníamos destellos de sol). 

Hay que ser bien ingenuo e irresponsable para no darnos cuenta de lo que pasa y de que nosotros somos los culpables… TODOS… nadie se salva, ya sabe porque también contaminas o ya sea porque no haces nada al respecto… y como bien saben, siempre se puede hacer algo, siempre.

Pero bueno, no es mi fin con este post ponerme “green” pues no domino el tema. Quiero aprovechar que aún no sale el sol con furia (y que lo hará, gracias al “fenómeno del niño”, que a su vez es gracias al cambio climático, que a su vez es gracias a ti, irresponsable de m…) para hacer una recomendación simple, sencilla, básica; pero que te puede salvar la vida: ¡USA BLOQUEADOR!

“Hay Kikín, que exagerado, si es buenazo achicharrarse en la playa”… ya, bien por ti… después cuando tengas cáncer a la piel y haciendo quimios o radios, te quiero ver bien achicharrado con los tratamientos.

¿Por qué tenemos que esperar a que nos pasen las cosas para recién reaccionar? ¿Realmente te quieres exponer a este mal que cada día crece y crece y no perdona? ¿No es algo tan sencillo como echarse una cremita y ya? 

¡Pero no! ¡Te da flojera! ¡Piensas que es una exageración! Hasta que por ahí un familiar, un amigo, un compañero de trabajo le da… y a veces sin que viva achicharrándose en la playa como tú.

No quiero ser alarmista ni pesimista, simplemente espero que la gente tome un poco más de consciencia sobre el cáncer en general y que se puede evitar con PREVENCIÓN. Solo que no es parte de nuestra cultura, creemos que “nunca nos va a pasar nada”, y vamos por ahí exponiéndonos como pendejos a todo lo cancerígeno: Rayos UV sin usar protección, el consumo desmedido de alimentos procesados, excesiva ingesta de azúcares en todas sus formas, odios desmedidos que guardas en tu corazón… todo eso fomenta el desarrollo de este puto bicho, ¡TODO!

Así que bueno, cada quien es libre de elegir, un par de minutos para echarse bloqueador (en realidad hasta para salir a la calle a diario, ya que no es por el sol en si sino por los rayos UV que es a diario) o la posibilidad cada vez más creciente de que el cangrejo te visite y que tengas que pasar por una de las experiencias más horrendas de la vida… Prevención o Tratamiento… ¡Tú eliges!

¡He dicho!


¿Y la OMS?.- Una amiga me contó que fue a un supermercado y arrasó con todas las degustaciones de embutidos. Al último bocado le pregunta a la anfitriona “¿y este es cancerígeno?”; y la anfitriona le responde “solo si consumes en exceso” (por no decirle “chancha del mal” jajaja). Bueno ahí está la moraleja, si lo comes todos los días no dudes que sí lo será… 


Kikin Rispa
kikerispa2003@yahoo.es
(04 de Noviembre del 2015)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Siempre es buen recibir comentarios... ayudan a seguir mejorando y a continuar escribiendo. ¡GRACIAS!