domingo, 13 de diciembre de 2009

Terminamos!!! y ahora que???

Una verdad dolorosa… a todos nos ha pasado que nos destruye el corazón cuando “el ser amado” termina con nosotros (o sea, nos manda por un tubo…aunque eso no me ha pasado jeje) o nosotros terminamos con la otra persona o maduramente los dos llegan a una “decisión mutua en la que la relación no puede seguir adelante”… no voy a incursionar en los motivos por lo que esto sucede, los motivos son tan variados como los casos de robo en el congreso… esta vez disertaré (jajaja) sobre las etapas que vienen después del rompimiento… espero acordarme bien de cómo era porque estas etapas las visualice en el 2000 (y tengo un par de testigos porque compartí mi sabiduría con ellas jeje) y a lo largo de los años lo he corroborado… así q aquí voy…

La llorona, bueno no tengo que explicar mucho jajajaja… simplemente tu corazón se hace añicos y lloras como anime japonés… lo peor es que están en público y no puedes evitar el roche jeje…

La aceptación hipócrita, es la variante antagónica de la llorona, tu autoestima (orgullo en realidad) te prohíbe hacer escenitas y ponerte por encima de la situación y decir “bueno, si eso es lo que quieres, está bien, es lo mejor”. Lo peor es que la otra persona te responde “Me alegro que lo hayas tomado bien”… JAAAA no seas imb… para comerte eso, obviamente es una pantalla para no demostrar los verdaderos sentimientos y quedar mal parado(a) frente a la otra persona.

La negación, “esto no me puede estar pasando a mí”, “esto no es cierto”, “solo está confundido”, “debe ser culpa de su ex, siempre lo está rondando”, “es una etapa, ya se le pasará”, “me está probando a ver si mi amor es real”… bueno a veces alguna de estas afirmaciones puede ser ciertas pero la mayoría de veces no. Esta siguiente etapa es que simplemente tus sentimientos no dejan a tu cerebro procesar la información de que la relación ya llegó a su fin (obvio después de una seria de eventos desafortunados) y actúas como si nunca te hubieran dicho nada… piensas que en el fondo van a regresar y estar “juntos para siempre” como toda pareja se promete.

La frustración compulsiva depresiva, más conocido como la etapa corta venas, ocurre después de que has llamado 356 veces al cel, 784 más a la casa, 1294 mensajes de texto, hablado con todos sus amigos y buscado en su trabajo, y no de señales de vida… y sospechas algo raro… jajajaja… es ahí donde entiendes q realmente no quiere saber nada de ti, que no te quiere ver ni en pintura, y por fin entiendes que ese “NO” era en serio… por ende te vas a la shit: lloras all day long hasta que se te hinchan los ojos y solo dejas de llorar porque tu cuerpo se quedó con liquido lacrimógeno, no comes, no duermes (a veces por hambre), no sales, escuchas música romántica en especial “las canciones especiales” y lo único que quieres es MORIR… Drama Queen!!! Esta es la etapa más peligrosa de todas porque mucha gente, lamentablemente, se vuelve DEPENDIENTE de su pareja y no CODEPENDIENTE (la explicación será motivo de otro blog), por tanto mucha gente piensa y está convencida que realmente NO PUEDE vivir sin su otra mitad. Por eso esta etapa puede durar de meses a años e inclusive hay gente que nunca la supera por lo que nunca llega a la última etapa y se pierde en alguna de las 2 etapas que siguen…

La superación impostora, las personas que superan la etapa crítica anterior pasan a aceptar los hechos de boca par afuera, sus sentimientos aún están heridos pero deciden superar los hechos y seguir adelante. Esta etapa aún es frágil porque no es un convencimiento real pero por lo menos esta el coraje de seguir adelante con la vida, el problema es que si no mantienes esa línea puedes regresar a la etapa anterior y seguir así mucho tiempo. Esta etapa puede ser agresiva: algunas personas llegan a los límites de querer restregar en la cara de la otra persona que su vida continua y “ya lo superaron” y consciente o inconscientemente buscan estar cerca para que los veas riendo, bailando, chupando hasta morir, hasta chapando con otro (a) y dejarte bien claro que “ya fuiste”, aunque bien en el fondo sigue siendo una cortina.

La indiferencia, cuando te das cuenta que en lugar de demostrar algo estabas haciendo el ridículo pasas a otra etapa opuesta, es decir, ahora te desapareces, no quieres saber nada de la otra persona porque “no te interesa su vida” ya que ya no la comparte contigo, terminas de borrarlo(a) de todas tus páginas de internet, borras su teléfono, botas o guardas sus regalos… quieres borrar huella de su existencia y hacer como que nada nunca pasó y ahora te toca dedicarte a conseguirte algo mejor o simplemente seguir… ojo que este etapa aún es movida por el dolor y porque sabes que “tienes que olvidarlo”… por eso aún hay peligro de recaer en las etapas anteriores…

La superación real, se da cuando la etapa de indiferencia la ASIMILAS y poco a poco tu mente y corazón empiezan a aceptar la realidad de los hechos, te das cuenta que realmente habían cosas que no estaban funcionando (o que tu ex ya tiene otro u otra), empiezas a sanar heridas, te vuelves más lúcido y empiezas a analizar las cosas desde otra perspectiva más inteligente para resolver que “era lo mejor” y que no puedes seguir mirando hacia atrás porque te estás perdiendo lo que viene por delante.

La vida continua, por último, luego de una larga lucha por fin encuentras paz contigo mismo y a veces también con tu ex (siempre y cuando no te haya hecho una uada muy fea y realmente sea un patán o una bitch… aunque aún así no vale la pena guardar rencor a nadie), retomas las riendas de tu vida, te das cuenta que una pareja no te da garantiza la felicidad eterna, que tú la puedes generar de diferentes maneras y que llegado el momento esa felicidad la puedes compartir con alguien más o quién sabe, con la misma persona pero que no era el momento, había que pulir algunos detalles en el camino… todo puede pasar, lo importante de esta etapa es que dejas de vivir para demostrar cosas a tu ex o tus amigos y por fin decides vivir para ti y por ti, y que llegado el momento tendrás la relación de pareja que tanto sueñas… quizás no sea la siguiente pero llegará…

Conclusión.- No es una regla pasar por todas las etapas pero lo importante es llegar a la última, si te quedas en el camino te vas a perder a ti mismo (a) y nunca vas a encontrar la felicidad, no porque “estés condenado a no ser feliz” o porque “el amor no es para ti”, sino porque te sumerges en el dolor y en los errores, impidiéndote a ti mismo(a) llegar a buenas conclusiones para hacer las cosas mejor cada vez… juega un papel importante el autoestima de cada uno porque mientras menos nos queremos más nos aferramos a nuestra pareja, por eso cuando nos dejan se nos cae el mundo y sentimos que solos no podemos porque con o sin pareja así te sientes… recuerda que nadie da lo que no tiene, no puedes compartir tu vida con otra persona si tú mismo(a) no eres dueño(a) de ti y de tu destino, si no es así es probable que tengas muchos problemas en camino y te espere el fracaso. Se primero una persona que se conoce y quiere a sí misma para entender que es lo que quieres, que buscas y por tanto, donde lo vas a encontrar… muchas cosas pasan ante nuestras ojos pero no estamos preparados para verlo… PREPARATE!!!!

Nota final.-Nunca olvidas a una persona que amas, acepta este hecho y te irá mejor… cenizas quedan, siempre, lo que tienes que aprender a hacer es guardar ese sentimiento en un lugar especial de tu corazón (porque si lo(a) amaste se lo merece) y mantenerlo ahí, bien guardado y bien recordado, pero no dejes que interfiera en tu futuro… difícil es pero no imposible, dale a cada persona que ha marcado tu vida un lugar especial, clasifica bien el espacio para que no te confundas… verás los resultados..

Kikin Rispa
(13 de diciembre del 2009)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Siempre es buen recibir comentarios... ayudan a seguir mejorando y a continuar escribiendo. ¡GRACIAS!